Imaginación, música y reciclaje

Tres voluntarias de Voy con Vos viajaron a Tres Isletas para realizar actividades de estimulación con los chicos de la comunidad de Pampa Sena. 

Carolina Nolazco, Marina Kerlakian y Mercedes Laserna, llegaron a Pampa Sena el pasado 9 de julio con muchas ganas de trabajar con los chicos. Las voluntarias prepararon una actividad que vinculaba el arte, la música y el reciclaje.

Para comenzar, les pidieron a los chicos que lleven cosas para reciclar de sus casas, como latas de conservas, portes de yogur, frascos, bidones, etc. Ellas llevaron algunos materiales extras para jugar y construir, entre todos, instrumentos totalmente reciclados.

Antes de empezar a jugar, las voluntarias les contaron a los chicos la importancia de reciclar algunas cosas que suelen tirarse a la basura. Además, les mostraron cómo pueden darle forma a esas cosas para convertirlas en elementos para jugar.

Luego de la charla, entre todos, comenzaron a armar sus propios instrumentos. ¡Todos pusieron manos a la obra para armar una orquesta!

Los más grandes terminaron primero, y para esperar a los más chiquitos, armaron un mini torneo de Voley. Mientras tanto, el resto de los chicos seguían decorando sus instrumentos combinando telas, colores, cintas, y jugando con su imaginación.

Luego de armarlos, grandes y chicos, probaron los instrumentos e hicieron un ensamble con guitarra y ukelele que llevaron las voluntarias. ¡Finalmente sonó la orquesta! Todos los chicos se mostraron entusiasmados y se divirtieron mucho cantando y tocando sus tambores y maracas.

Esta actividad les permitió a los chicos soltarse corporal y mentalmente a través de la música, que funcionó como estímulo positivo para que ellos puedan relacionarse. A través un juego, como crear sus propios instrumentos, los chicos aprendieron cómo reinventar materiales que se iban a tirar a la basura, convirtiéndolos en objetos para jugar. Además, a la hora de proponer que los chicos realicen sus propios instrumentos, se los estimuló a pensar qué instrumentos existen y cómo podían construirlos con las cosas que tenían a su alcance, la imaginación jugó un papel fundamental en este punto.

Los chicos disfrutaron mucho de la actividad y dejaron todos los instrumentos en la escuela para poder jugar y cantar cuando quisieran.

¡Gracias Mechi, Caro y Maru por este hermoso trabajo!